lunes, 31 de diciembre de 2007

Mi abuelo paterno: José Acuña Navarrete.

(Fotografía: José de la Cruz Acuña Navarrete. Aproximadamente año 1908)

Según consta en el Registro de Nacimientos del Registro Civil de la ciudad de Victoria (en la actual Provincia de Malleco, Región de La Araucanía, Chile), con fecha 04 de Agosto del año 1891, se inscribió el nacimiento de mi abuelo paterno José de la Cruz Acuña Navarrete, acaecido a las "siete i media AM" del día 28 de Julio de 1891. Sus padres fueron José de la Cruz Acuña, albañil, de 45 años de edad a esa fecha, y María Mercedes Navarrete, costurera, ambos domiciliados en Victoria.

(Fotografía: Imagen digitalizada de una fotocopia del acta de inscripción
de nacimiento de mi abuelo José de la Cruz Segundo Acuña Navarrete)


En 1891, la localidad de Victoria tenía una existencia de sólo diez años desde su fundación como fuerte militar del ejército chileno, durante la época de ocupación y pacificación de la Araucanía. A la fecha de nacimiento de mi abuelo, estaba ya conectada al norte de Chile por el ferrocarril, gracias al imponente puente ferroviario sobre el río Malleco, inaugurado por don José Manuel Balmaceda, el presidente de Chile en aquella época, pero el tramo hacia Temuco aún estaba en construcción. Victoria, como todo poblado recién fundado, no dejaba de ser un lugar incómodo y hasta peligroso para vivir. Según relata Gustave Verniory - el ingeniero belga que fue el responsable de la construcción de varios tramos de la vía férrea en esta región de Chile - en sus memorias, publicadas con el nombre de "Diez años en Araucanía 1889-1899", era de real importancia el poseer un caballo como medio de locomoción en aquel verdadero Far West chileno, y cómo los ladrones de esos animales operaban: 'según me dicen, la policía local está formada por un montón de bandidos'. Victoria 'es un lugar bien curioso... Se ven en las calles y en las plazas vestigios bajo la forma de enormes troncos de árboles cortados a un metro del suelo... El suelo de las calles es el terreno natural. Como en invierno las calzadas se convierten en verdaderos pantanos, se las ha bordeado de aceras elevadas de tierra apisonada...'. Existía una gran plaza, en donde se encontraba el Gran Hotel Alemán, que al decir del mismo Verniory '...es una casa de tablas de un piso. Cuenta con una cantina, un comedor, una cocina, un dormitorio para el patrón y un solo dormitorio para los huéspedes. Este cuenta con tres camas...'. También se encontraba allí la principal tienda o almacén, '...la Casa Francesa, cuyo propietario es un vasco, Pedro Tihista'. Verniory describe que, en Julio de 1891, 'El invierno es particularmente lluvioso; los ríos se han desbordado e inundado los campos; los caminos se han puesto impracticables'. A lo anterior se agrega el clima político existente en aquella época, con la llamada "Revolución de 1891", verdaderamente una guerra civil cuyos bandos eran los congresistas, opositores al presidente, y los balmacedistas o presidencialistas. A pesar de estar a más de seiscientos kilómetros de la capital del país, la zona estaba afectada por una ola de rumores de 'sublevación del populacho' y terror a la anarquía. 'Nos encontrábamos sin autoridades, sin posición, en presencia de un populacho animado de los peores sentimientos. Si agrega a esto las "cuadrillas" de bandidos que se volvían a formar en todas partes, se convendrá en que la situación era poco tranquilizadora'. Éste fue el ambiente en el que llegó a esta vida mi abuelo José, o "Segundo", como se le llegó a llamar posteriormente, por tener los mismos nombres de su progenitor.
Según me relató mi padre, el abuelo José, tras haber tenido un accidente en su infancia, al caer desde un caballo, había perdido una porción de su nariz, por lo que también le conocían como el "Ñato". Ello debió ocurrir, posiblemente, en aquella época en que residía con su familia en la hijuela que el Fisco de Chile le entregó a mi bisabuelo, en la Colonia Nuevo Transvaal de Gorbea.

Se desempeñó como empleado de la Empresa de Ferrocarriles del Estado, aproximadamente desde mediados de la primera década del siglo veinte (dato que he podido deducir de la observación de un cuaderno personal de mi abuelo, con fechas del año 1912) y hasta principios de los años 1940.

Contrajo matrimonio con doña María Senobia Aguilera Lagos (también conocida como Cenovia, Senovia o Zenovia) en la localidad ferroviaria de Lanco, Provincia de Valdivia, en el año 1921. Tuvo seis hijos, de los cuales sólo sobrevivieron tres varones.

Falleció en la ciudad de Temuco, a causa de una falla cardíaca, el día 01 de Julio del año 1955, siendo sepultado, junto a quien fuera su esposa, en el Cementerio General de Temuco.

Fotografía: Sepultura de mis abuelos José y María, en el Cementerio General de Temuco

2 comentarios:

Cecilia dijo...

Hola,
me parece muy interesante tu historia, ademas de todos los datos que agregas, toda la informacion que contas, me parece muy interesante!
Yo estoy en la busqueda de mis raices, aunque es un poco complicado para mi, ya que lo unico que se, es que mi abuelo nacio en Victoria en el año 1915 aproximadamente, hoy tendria 95 años, pero fallecio el año que yo naci. Quisiera saber de que manera puedo acceder a la informacion u oficina donde llamar, para tratar de localizar datos de mi abuelo Garrido.
Muchas gracias y Felicitaciones por tu blog, me encantaria hacer algo similar!!
un saludo cordial,
Cecilia Garrido

Omar Acuña Hernández dijo...

Cecilia:
Gracias por tus comentarios favorables, los que aprecio debidamente.
En la página Web del Registro Civil de Chile (http://www.registrocivil.cl/f_oficinas.html) podrás ver las oficinas a lo largo y ancho de Chile. Selecciona Región de la Araucanía, y allí las verás ordenadas alfabeticamente. Busca "Victoria" y verás la información de teléfonos.

Si no pueden ayudarte directamente, te ofrezco mis servicios de investigación: Visita mi Blog en esta dirección: http://ancestroschilenos.blogspot.com/