sábado, 13 de septiembre de 2008

Luis Alberto Hernández Andrade

Luis Alberto Hernández Andrade fue mi abuelo materno. Según lo indica un Certificado de Partida de Bautismo, otorgado en la Parroquia "Nuestra Señora del Tránsito" de la localidad de Queilén, en la costa Sur Oriente de la Isla Grande de Chiloé, hoy perteneciente a la Región de Los Lagos, Chile, él fue bautizado a la edad de cuatro meses el día 05 de noviembre del año 1894. Sus padres eran don Manuel Hernández y doña Clotilde (o Matilde) Andrade. Ellos residían en el lugar Detico, sector rural a unos seis kilómetros al Poniente de Queilén, en donde tenían un predio agrícola familiar.

Mapa de Chiloé, territorio ubicado al sur de la ciudad de Puerto Montt, Región de Los Lagos, Chile

El 19 de marzo de 1917, a la edad de 22 años, en la Oficina del Registro Civil de Queilén, mi abuelo contrajo matrimonio con doña María Purísima Milagro Andrade Vargas, de 25 años de edad, "natural de Queilén".

Fotocopia Partida de Matrimonio de mi abuelo, con su esposa legítima

Por razones hasta ahora desconocidas, mi abuelo no continuó su vida con su legítima esposa, y declara residencia en el Cerro La Marina del puerto de Corral (Valdivia), cuando comparece inscribiendo a su hija Blanca Lidia (mi madre), en el mes de marzo del año 1935, no expresando el nombre de la progenitora de su hija. Sin embargo, en la partida de bautismo de la Parroquia de Corral, se indica que mi madre era hija ilegítima de Luis A. Hernández y de Rosa Pérez. Con ella tuvo a una segunda hija, mi tía Georgina Valeria.

Cuando residía en la Isla de Chiloé se desempeñaba, por tradición familiar, como agricultor, al inscribir a mi madre en el Registro Civil expuso tener el oficio de carpintero, y en la partida de defunción figura que que el oficio era el de pintor. En el puerto de Corral trabajó en los Altos Hornos,
que fue la primera industria siderúrgica en toda Sudamérica.

Los Altos Hornos de Corral, en su época de gloria

Mi abuelo Luis Alberto falleció, a causa de una pulmonía, el 16 de marzo del año 1938, en su domicilio de la Avenida Prat del puerto de Corral, siendo llevado a sepultar en el Cementerio de Amargos, ubicado en una ladera del cerro que tiene vista a las ruinas de la fortaleza colonial española "San Luis de Alba", en la caleta de pescadores que lleva el nombre de Amargos, en la misma bahía de Corral.


Deteriorada fotografía que muestra el velatorio de mi abuelo Luis Alberto Hernández. Al fondo, vestida de luto, se observa a mi abuela Rosa Pérez.

Partida de Defunción de mi abuelo Luis Alberto Hernández Andrade

El cortejo fúnebre, rumbo al Cementerio de Amargos.

La fotografía precedente muestra, junto a la carroza que transporta los restos de mi abuelo Luis, a mi abuela Rosa Pérez quien sostiene en sus brazos a mi tía Georgina Valeria. La pequeña niña en brazos de una mujer, junto a mi abuela, es mi madre Blanca Lidia.

1 comentario:

Italo dijo...

Notable tu trabajo de investigación amigo mio. Realmente notable.

Saludos

Italo